Para Chayanne, no hay imposibles.

El puertorriqueño Chayanne, se encuentra cerrando su gira presentación de “No hay imposibles”.
Esta semana realizó su paso por escenarios Argentinos, donde compartimos su recital en el estadio Orfeo Superdomo.
El espectáculo comenzó puntualmente con un juego de luces que al ritmo de latidos del corazón encendió la alegría de volver a reencontrarse con su público,  mayoritariamente femenino.
Provócame, fue el elegido para abrir el repertorio de temas que se pudieron disfrutar en la noche, acompañado por 8 bailarines, y más de una decena de músicos, convirtiéndose en uno de los espectáculos destacados del año.
Con el matiz seductor y enérgico a la vez, Chayanne logró conquistar acerca de cinco mil personas presentes con quienes demostró gran afecto y acercamiento en todo momento.
La mezcla de temas lentos y movidos lograron generar un clima de diferentes sensaciones y emociones entre euforias y nostalgias, que se intercalaron.
Pasada la medianoche y luego de realizar un cambio de cuatro vestuarios, el cantautor se despidió con el público de pie y bailando al ritmo de Torero.
Además de animar a la gente a quererse más, el artista los invitó a seguir su gira que continuará por Centroamerica dándole cierre en los próximos días en México.

Comparte esta página